La gestión multiactivo/multigestor

GESTION DIVERSIFICADA

 

PBI GESTIÓN OFRECE UN ESTILO DE GESTIÓN PROPIO, APOYADO EN LAS ÚLTIMAS INNOVACIONES EN LA INDUSTRIA DE LA GESTIÓN DE ACTIVOS

 

Desde los inicios, siempre nos hemos especializado en la gestión de carteras utilizando, en gran medida, fondos de inversión para la diversificación. Partimos del análisis macroeconómico y de los mercados, analizamos todas las clases de activos y escogemos el mix de cartera que mejor se adapta a la situación en cada momento.

 

"Nuestra especialización se encuentra en la gestión de la asignación de activos y en la selección de los mejores fondos de inversión y ETF"

 

De esta forma, construimos carteras muy diversificadas y que permiten aprovechar las oportunidades del mercado, con una disminución muy considerable del nivel de riesgo asumido. Es lo que llamamos una gestión Multiactivos.

Con el enfoque Multigestor, se añade la selección de aquellos fondos, que por el trabajo de sus gestores, baten sistemáticamente a sus índices de referencia.

En PBI Gestión hemos creado dos estrategias de inversión Multiactivos, que se diferencian por su nivel de riesgo: la Estrategia de Riesgo y la Estrategia de Bajo Riesgo. Ambas estrategias se gestionan de forma independiente, de manera flexible y activa. A ellas se une una Estrategia Refugio, que se considera "monoactivo" (solo invierte en activos monetarios) y sirve para momentos puntuales en los que el cliente quiere más seguridad en sus inversiones.

 

La diversificación

 

Una Clase de Activo es un grupo de valores que muestran similares características, se comportan de forma parecida en el mercado, y están sujetas a las mismas leyes y normas. Las tres principales clases de activos son la renta variable (acciones), la renta fija (bonos) y la liquidez (instrumentos del mercado monetario).

Las distintas clases de activos se comportan de forma diferente a lo largo del ciclo económico, es por ello que con su combinación se reduce el riesgo. La evolución de la cartera, en su conjunto, se hace menos volátil.

Las proporciones en las que se reparte la cartera entre las diferentes clases de activos dependen, en primer lugar del riesgo máximo deseado, en segundo lugar del momento del ciclo económico y de los mercados y, por último, en tercer lugar de la correlación - o efecto diversificación – entre las distintas clases de activos en cada momento.

grafico-6

La asignación de activos

 

PBI Gestión practica una gestión macro (Top-Down). Primero selecciona los activos –diseña la asignación de activos– y luego selecciona los valores y los gestores, con una metodología propia. La gestión es muy dinámica y se da prioridad al control de riesgo.

Combinamos las diferentes clases y subclases de activos de tal forma que, en cada momento, se maximice la rentabilidad sin sobrepasar los límites de riesgo.

La composición de las diferentes estrategias de inversión se va reajustando continuamente en función de la situación y expectativas de los mercados y de la economía, en función de la volatilidad de cada segmento y el valor en riesgo (VAR) de la cartera en su conjunto.

Aumentamos o disminuimos los pesos en cada clase de activo atendiendo al ciclo económico (lo que se llama sesgo a través del ciclo). Ejemplos de sesgo podrían ser: poner más peso para la renta variable cuando la economía emerge de la recesión o incrementar el peso de los bonos cuando la economía se orienta o entra en recesión.

 

grafico-7

 

El control del riesgo

 

PBI Gestión realiza un análisis del riesgo de cada valor (volatilidad), un análisis del riesgo global de la cartera actual y, en el caso de que haya un cambio en su composición, un análisis antes y después del mismo (VAR, VAR Incremental). Del mismo modo, es fundamental el análisis continúo de las correlaciones entre los activos.

La proporción de Activos de Riesgo en cartera se reduce en los momentos en que aumenta la volatilidad en los mercados (VIX, VDAX,...). Se calcula el riesgo asumido, la pérdida máxima esperada y se realizan pruebas de stress.

PBI gestiona el riesgo en sus carteras mediante la diversificación de las carteras de inversión entre diferentes activos, que se comportan de forma distinta ante diferentes momentos del ciclo económico. La gestión de las correlaciones entre los diferentes activos que componen la cartera es esencial para lograr una diversificación real; se consigue disminuir el riesgo total incorporando activos con correlaciones cercanas a cero o negativas. Las rentabilidades esperadas de los diferentes activos a corto plazo son imprevisibles. Sin embargo, el riesgo asumido es mucho más predecible.

 

grafico-3grafico-5

 

Fondos de Inversión como herramienta

 

Los fondos de inversión ofrecen toda una serie de ventajas como herramienta para su empleo en la gestión

 

  • Reducir los costes de transacción gracias a los volúmenes conseguidos. Economías de escala.
  • Diversificación: Por pequeña que sea nuestra inversión se encontrará diversificada en un gran número de activos.
  • Nos permite el acceso a determinados activos que no estarían a nuestro alcance al invertir de forma individual ya que requieren de grandes importes, carteras muy diversificadas y una gestión especializada (Ej.: Bonos de alto rendimiento).
  • Gestión profesionalizada: Acceso a un gestor especializado, con dedicación plena y que dispone de la información adecuada para realizar las mejores inversiones posibles en ese activo específico.
  • Liquidez: Los fondos de inversión, en general, nos permiten disponer de nuestro dinero en cualquier momento. En PBI solo utilizamos fondos con liquidez diaria.
  • De esta forma los fondos de inversión son el vehículo más óptimo para construir una cartera de inversión diversificada, y la gestión de carteras de fondos utilizando la operativa de traspasos no tiene ninguna implicación fiscal para el inversor a efectos del IRPF mientras no se realicen ventas finales.

Gestionamos con una arquitectura abierta real

La inversión financiera se ha vuelto muy compleja durante los últimos años y es necesario que el inversor final acceda a los mercados de la mano de un gestor independiente que vele por sus intereses.

 

"Construir y gestionar una cartera diversificada es una labor que requiere experiencia, tiempo, conocimientos, dedicación y recursos, de los que generalmente el inversor final no dispone"

 

La gestión que practica PBI se deriva del análisis y previsiones macroeconómicas y de los mercados. Se apoya en una metodología propia de selección de valores entre una amplísima gama de activos.

La gestión de carteras de PBI Gestión aporta valor tanto en la decisión estratégica (asignación de activos) como en la selección de gestores que, dentro de un determinado activo, obtengan mejores resultados.

Para disminuir el riesgo de la inversión es necesario conseguir una gran diversificación en la cartera de inversión. La gestión de las correlaciones entre los diferentes activos que componen la cartera es esencial para lograr una diversificación real, consiguiendo disminuir el riesgo en cartera incorporando activos con correlaciones cercanas a cero o negativas.

Una gestión que sigue una arquitectura abierta real precisa que la entidad pueda trabajar con los mejores productos sin limitaciones, ni imposiciones, ni conflictos de interés. PBI Gestión es totalmente independiente y no dispone de productos propios, lo que evita restricciones en la gestión que se practica o conflictos de interés.

 

Sin título-1